Concebimos a la arquitectura como la posibilidad de integrar de manera sensible, las diferentes capas que definen la vida de las personas: espacio, tiempo, cultura, identidad, usos, historia; traduciéndose en la compresión y respuesta constructiva a las necesidades que requiere un mundo en constante evolución.

Construir es transformar. Transformar en el sentido de convertir el problema en oportunidad. Junto al necesario valor de la sustentabilidad, ambiental, económica y social como deber profesional.

La oportunidad es la de abordar en cada proyecto la respuesta que cada caso requiera, entendiendo su contexto y las variables que definen lo que el proyecto no interviene de manera directa, alcanzando los aspectos identitarios de las comunidades.

Comprender el presente requiere de conocer el pasado e interpretar el futuro.

No se trata de soluciones mágicas, proyectos faraónicos o ráfagas de genialidad, sino de la correcta lectura de las necesidades del cliente y el contexto que infiere sobre el requerimiento, para dar la adecuada respuesta en términos de proyecto y presupuesto.

Se trata de encontrar respuestas disruptivas a estándares impuestos caprichosamente en pos de las exigencias de un mundo que no se detiene.

gallery/portada pagina